Informante Marbas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Informante Marbas

Mensaje por Marbas el Vie Jun 29, 2012 4:53 am


 
DATOS BÁSICOS
NOMBRE: Marbas
SEUDONIMO:Le gusta últimamente que le llamen M
Procedencia: Hell-X
Edad: Edad desconocida, aunque la aparente es aproximadamente de 25 años.
Grupo: Informante – Gran Demonio
Orientación Sexual: Heterosexual
Empleo: Su misión y divertimento es informar al resto de demonios sobre el Universo.
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA

Dicen que soy un caprichoso sin remedio, bastante egoísta y que no dudo en hacer todo lo que no debería. Me gusta romper las reglas, creo que están para quebrantarlas. Sin embargo, los pactos con mis superiores son distintos. Me muestro leal y dispuesto, aunque en ocasiones pido algo más de lo acostumbrado.

Amo buscar nuevas experiencias, retos y riesgos que pueden llevarme prácticamente a la muerte pero he desafiado incluso a mis superiores. Si no recuerdo mal, me gustó bastante la experiencia. Puede llegar a ser muy divertido el ver a un príncipe molesto y dispuesto a sacrificarte, si bien soy necesario para sus planes.

Siempre he tenido todo lo que he deseado. Mi codicia no tiene límites, aunque en ocasiones es algo más allá de simples riquezas. Deseo mayor información, mejores halagos o simplemente conocimiento que me ayude a pasar los molestos ratos de silencio.

Soy un terrible mujeriego. Para mí todas las mujeres tienen un encanto, incluso las más horrendas. No hago ascos a nada que ellas me puedan brindar, sin embargo me atraen las mujeres de apariencia delicada, boca pequeña y manos suaves con unos pequeños turgentes de pezones rosados. Pero si para conseguir el alma de una mujer tengo que acostarme con ella lo haré, no desperdicio la ocasión. El sexo es sexo, siempre es apetecible.

Aunque admito que he terminado completamente ensimismado por mujercitas jóvenes y lozanas, a veces campesinas sin mucho talento, y han sido para mí el plago más exquisito. Una lástima que siempre termino cansándome de ella y desechándolas como amantes. No me enamoro, pero puede decirse que mi obsesión puede llegar a ser cuanto menos asfixiante.
DESCRIPCIÓN FÍSICA

Mido un metro ochenta, una estatura que resultaba bastante impresionante en otros tiempos, pero el mundo humano ha cambiado y el hombre ha ido creciendo a la vez que su cerebro se empequeñece. Ahora no está mal, no es tan destacarle y paso desapercibido por ello. Poseo el cabello rubio y tupido, largo hasta casi los hombros y bastante rizado. A veces he llegado a cortarlo, pues me agrada llevarlo acorde a la moda que se esté usando los simples y pobres mortales. Mis cabellos pueden parecer blancos bajo la luz fluorescente y algo más oscuros bajo la luz de las velas. Mis ojos son grisazulados con ciertos tonos violáceos.

Mi rostro no es ni alargado ni redondo. Mi nariz es fina y no muy pronunciada. Tengo una boca atractiva, aunque puede parecer grande por mi rostro. Dentro de ella está mi hermosa dentadura, perfecta y resplandeciente como si fuera el primer diente de un niño recien nacido. Prácticamente carezco de vello facial.

Soy un libro abierto en cuanto tengo variaciones de estados de ánimo veo como se reflejan en mi rostro, también podría decirse que en todo mi cuerpo. He llegado a temblar de impotencia porque mis caprichos no se han visto cumplidos, aunque siempre me repongo y regreso a mis andadas.

Mi forma elegante de caminar es tan sólo eclipsada por mi gran gusto vistiendo. Soy un sibarita de la moda y por supuesto poseo un estilo propio. El perfume de mis cabellos es parecido al de la menta y los jazmines mezclados en una loción agradable.

DATOS FAMILIARES
HISTORIA
Mi deslumbrante físico es quizás extraño entre los míos, no hay seres tan poderosos como yo con mi aspecto y ni mucho menos con mis habilidades. Mis ojos son los espejos donde las traiciones se reflejan, así como el poder y el egoísmo. El ser humano ha desfilado siempre ante mí como un arquetipo de estupidez paupérrima, sin embargo me presento ante ellos como un benefactor y el enlace directo a un gran líder de los negocios, un hombre que puede cumplir sus más descabellados sueños. Soy gentil y galante cuando se tercia, un elegante noble de aspecto de fina y cara porcelana.

Nací en Hell-X de una forma poco común, simplemente aparecí frente a los ojos de otros congéneres. Mis dorados cabellos ondulados caían sobre mis hombros de aspecto frágil, mientras que mis rasgos se asemejaban a los príncipes de Asia y mi mentón era típico de un porte griego. Yo era la mezcla de las fronteras, el ser que portaba en su aspecto la llave de la confianza para los hombres. Era parte de una élite sin saberlo, simplemente me fascinaba demasiado mi rostro real. Poder tocar mis pómulos y admirar el colorido de mis pupilas eran demasiado fascinante para tomar en cuenta mis poderes.

Pasado un tiempo comprendí quién era en realidad y mis deberes. Acepté el cargo que se me encomendó desde mi nacimiento y me puse bajo las órdenes de cinco grandes señores. No me importó estar bajo su poder, para mí el trabajo sucio siempre es un placer. Puedo manchar mis dedos de sangre y a la vez tocar el violín hasta adormecer al más tierno infante. No importa quién tenga que ser, siempre puedo aparentar aquello que desean tan fervientemente.

Reconozco que fui uno de aquellos que apostó en contra de las habilidades de Caim. Confiaba en sus posibilidades, pero siempre es divertido apostar aunque se pierda. Perdí un rubí magnífico pero las sonoras carcajadas que obtuve a cambio fueron deliciosas. Observar a Leviathan sufrir fue algo demasiado dulce. El festejo tras la colocación de la última piedra fue grandioso, muy típico de las fiestas palaciegas que se pondrían de moda siglos después entre los hombres.

Hoy día soy un colaborador gentil con los míos, muy eficiente y raudo, sin embargo para los humanos puedo ser el peor golpe de suerte de sus vidas. Me gusta mentir, saboreo mis mentiras hasta llegar al delirio. Las mujeres caen a mis pies, sin importar cual sea su condición. Mi interés sobre ellas se pierde una vez llegado cierto momento. De una forma u otra termino aburrido. Jamás me he enamorado, dudo que ese terrible instante llegue a mi vida y si así sucediera tomaría alguna poción que me hiciera olvidar semejante estupidez.

FAMILIARES
Nombre
Edad • Grupo • Ocupación • Vivo o Fallecido
¿Familia? No soy muy apegado a los hijos que poseo, aunque sé que han sido varios centenares. Ellos pueblan Hell-X así como otros lugares de este extraño Universo. No me preocupo en exceso por ellos, salvo aquellos frutos de mis mayores obsesiones.
OTROS DATOS
FOBIAS
Mi propia obsesión con las damas, en ocasiones he llegado a pensar que podría incluso llegar a morir persiguiendo unas faldas.

HABILIDADES
Son los siguientes
Teletransportación.

Telequinesis.
Control de elementos [Fuego, Viento, Agua, Electricidad, Tierra y Cambio de temperatura]
Barrera de ocultación.
Regeneración.
Metamorfosis, usualmente en tordo pues es un animal con la suficiente elegancia como tamaño para observar, analizar y prepararse para un ataque.
Posesión.
Velocidad, resistencia y fuerza sobrehumana.
Empatia total con la Flora y Fauna del planeta natal, así como cierto conocimiento con la de otros mundos.
Visión del Futuro.

DON ESPECIAL
Maldición de los Infiernos.

Puede maldecirte de múltiples y dolorosas formas, así como elegir el lugar o la hora a la cual serás maldito. Lleva siempre una pequeña agenda telefónica que no es más que un poderoso libro donde lee los nombres de sus víctimas y añade la maldición que caerá sobre sus espaldas. Las palabras deben ser escrita con una de sus plumas y la tinta debe ser parte de su propia sangre. El libro para otros no es válido pues sólo se activa con su esencia. En el pasado llevaba un pergamino, y también osó llevar tan sólo una bola de cristal e incluso una baraja de cartas. Sin embargo, resultó ser más cómodo un libro.

ARMAS
Un florete: Les Fleurs

Se demonina las flores pues posee en la casoleta elaboradas y armoniosas flores. Este florete no está destinado para juegos de esgrima, sino para atacar a su enemigo. Posee una hoja flexible y muy afilada que se entierra en el adversario como si fuera un terrible aguijonazo.

Daga L'Enfant Terrible.

El infante terrible es una daga con un hermoso ángel custodiándola. La figurilla está alrededor del mango y parece rezar por la piedad de su víctima, o quizás porque salga bien librado su forptador.

GUSTOS Y DISGUSTOS
Gustos:

Corromper.
El sexo.
La belleza femenina.
Conspirar en contra del ser humano y cualquier raza inferior.
Apostar.
Mentir.

Odio:

Los malos modales.
La impuntualidad.



OTRAS PERTENENCIAS


Tengo varios medios de transporte propios, los cuales vienen muy bien para desplazarme entre los mundos. Me gusta sentir el motor rugiendo bajo mi cuerpo y por supuesto el confort de estos útiles aparatos.


avatar
Marbas
Demonio
Demonio

Mensajes : 668
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.