Los Hechiceros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Hechiceros

Mensaje por Admin el Sáb Jun 02, 2012 5:14 am






No creer en poderes sobrenaturales hoy en día es imposible, siglos atrás los hechiceros fueron condenados por grupos como La Santa Inquisición y perseguidos en todo el mundo. Los hechiceros tuvieron que refugiarse en el silencio y el ocultismo. La magia es un conocimiento artesanal que se transmite por legado genético, mediante el cual se tiene la capacidad de alteraciones físicas de toda índole. Estas alteraciones se producen por medio de rituales sagrados donde se usan palabras, diversos utensilios y pociones. En estos rituales pueden lograrse en ocasiones con la intervención de entidades sobrenaturales.

Los hechiceros surgieron de la sangre y los conocimientos de los oráculos, eran una única y gran familia aunque estuvieran dispersos. Sin embargo, las bases de sus prácticas eran similares pese a la distancia, era como un código de honor. Pero los poderes causaban temor y eran perseguidos pese a ser usados para lograr buenas obras. Entonces, se vieron obligados a unirse para sobrevivir en un mundo hostil que los cazaba sin descanso.

Comenzaron a usar los vientos para enviar mensajes y llamar a sus semejantes, se reunieron entonces en un único punto bajo la majestuosidad de una luna llena y pactaron acuerdos, redactaron leyes y el código de conducta se vería reflejado en unas bases sólidas.

En su mayoría sentían un fuerte vínculo con la vida, sobre todo con la naturaleza y sus elementos. Todos respetaban el equilibrio, por ello la mayoría de las leyes se destinaron a proteger la vida y su orden natural. Así nació el sendero de la Tierra y las Estrellas, pues el acuerdo estuvo acompañado por voces y presencias lejanas más allá del firmamento.

Los hechiceros podían alterar la materia, transmutar rocas inservibles en oro, hacer aparecer objetos o flotar en el aire sin que nada los sostuviera, pero la autentica fuerza de estos residía en su capacidad para comunicarse con los elementos. Podría decirse que la verdadera fuerza de los hechiceros era la hermandad que surgía con los elementos de la vida. Hablar con el fuego, el viento, el agua, la tierra, elementos presentes en todo el planeta y más allá del planeta Tierra.

Un hechicero bien sincronizado con los elementos el viento podía susurrarle secretos, el fuego mostrarle cosas de otros lugares, la tierra revelarle hechos pasados presenciados y el agua murmurar lo que guarda la semilla, mostrar caminos invisibles a los ojos y aguas limpias para poder saciar su sed, o el de un pueblo. Es un vínculo que fluye en ambas partes, el hechicero jamás toma sino que solicita. El vínculo debe construirse y fortalecerse día a día como si se tratara de un ser vivo. Es vital para un hechicero esta hermandad.

Si bien, no todos los hechiceros poseían corazones generosos. En cada cesto de manzanas siempre hay alguna podrida y las manzanas podridas terminan contagiando al resto. Algunos deseaban el poder para hacer el mal, ansiaban la riqueza y el reconocimiento con vehemencia. Este fue el inicio de una senda distinta, la senda de la oscuridad.

Cuando los hechiceros rompieron el vínculo, dejaron de cultivar su amistad con los elementos y los doblegaron como quien doblega un animal. Dejaron de solicitar al agua su ayuda y ordenaron obediencia, cuando hicieron al viento enmudecer y apenas servir, cuando la tierra bajo sus pies fue forzada a dar sus frutos hasta la esterilidad. La magia oscura no crea vínculos, tan sólo se impone.


Los hechiceros de la senda de la Tierra y las Estrellas cuando ejercen sus poderes para vincularse con los elementos sus cabellos pueden llenarse de flores o ramas, su piel se vuelve más tenue y brillosa, mientras que sus ojos emiten un color similar al elemento con el cual se están comunicando. La energía la toman de los elementos, ellos se los ofrece como vínculo y hermandad, esto hace que sean longevos y envejezcan muy lentamente.

Los hechiceros de la senda Oscura cuando ejercen su poder doblegando a los elementos su piel se llena de tatuajes oscuros, por los cuales el poder de los elementos se transmiten provocándoles dolor pero también poder. Los ojos de estos hechiceros se tornan negros y un aura oscura los envuelve, con el paso del tiempo ese aura se intensifica causando esterilidad y muerte allá por donde caminan. El poder que absorben les hace vivir por más años prácticamente sin envejecer.

Los hechiceros, sean de la senda que sean, si no practican sus poderes viven los mismos años que un humano. Sin embargo, si practican sus poderes llegan a vivir entorno a los 3000 y 4000 años.

Para comenzar estas prácticas tienen que cumplir 18 años y pasar un ritual mágico. Cada senda tiene su propio ritual.

El ritual de la senda vinculada a los elementos.

Este ritual se realiza una vez cada seis meses bajo la luna llena en un bosque apartado del mundanal ruido. Una enorme fogata en el centro dejará ascuas aún llameantes que deberán pisar con sus pies desnudos invocando salmos para que el fuego los escuche, el aire también debe escuchar las plegarias que comenzaran los hechiceros adultos reunidos, mientras el agua y la tierra permanecerán a la espera del segundo canto, cuando las ascuas hayan sido apagadas al oír las primeras estrofas y los pies del hechicero estén a salvo. El viento le rodeará acariciando sus cabellos, soltándolos y enredándolos hasta el comienzo de una fuerte lluvia seguido de un leve murmullo, la tierra se moverá y donde estuvieron las ascuas germinarán flores. Dependiendo del color de estas se verá cual es el elemento hermano de ese hechicero.

Si las flores son tulipanes azules significan que es hermano del agua, si son amapolas significa que el fuego es su aliado, si son blancas es el viento y si por el contrario es una tupida manta de tréboles da como resultado su hermanamiento con la tierra.

Tras este ritual tendrán que estudiar los textos sagrados, aceptarlos y jurar con su sangre que los respetarán. Si un día llegan a romper su vínculo caerán en desgracia y tendrán que ser iniciados en la senda de la oscuridad.

De entre las sombras cercanas al lugar escasamente iluminado por candiles surgirá un animal, el cual se aproximará al joven hechicero y se tumbará en sus pies. La lluvia entonces cesará, igual que el murmullo de todos los elementos para que el vínculo con este comience. El animal le hablará dándole su nombre y el hechicero deberá repetirlo sin fallar, una vez hecho esto le ofrecerá sangre de su muñeca a beber y este conservará su longevidad. El animal es un regalo de los elementos, si se desvía de la senda este animal se alejará del hechicero y lo perderá para siempre.

Se poseerá dos oportunidades para iniciarse, de no lograrse porque el fuego no cese o no aparezcan flores significará que su camino no está escrito para la magia. Muchos no logran alcanzar el poder mágico suficiente durante su infancia y juventud, pese a ser instruidos adecuadamente. Algunos de estos hechiceros que lo logran alcanzar sus facultades como partidarios de la vida y los elementos suelen marcharse a la senda oscura, buscando en ella la salvación a una vida humana simple.

El ritual de la senda oscura

Los hechiceros oscuros han perdido por completo el respeto hacia la naturaleza, los animales y los elementos, y por lo tanto enseñan desde pequeños a sus hijos y huérfanos adoptados en diversas circunstancias (como asesinar a los padres y tomar para si a un niño con potencial mágico) que son superiores a estas fuerzas y por lo mismos deben imponerse, ordenar sin jamás pedir o rogar.

Toda la infancia y adolescencia son educados bajo estos principios, y entrenados desarrollando los otros aspectos de su magia no vinculados al la utilización de los elementos (como elaborar pociones, levitar objetos, transmutar la materia, etc.) hasta alcanzar los 18 años, cuando deben dar el paso definitivo hacia la etapa adulta.

La luna llena del mes posterior a su cumpleaños el iniciado sera puesto al centro de un circulo formado por los hechiceros de la comunidad, uno de los cuales presidirá el ritual. El iniciado será privado de sus ropas y sometido al escrutinio general.

De poseer un mentor este deberá hablar en su favor señalando las cualidades del iniciado, alguna proeza o un talento. Al menos 5 hechiceros deben apadrinar al joven para que el rito pudiese ser iniciado. Estos pueden estar de acuerdo previamente al rito o responder en aquel momento al llamado que hará el mentor en favor de su pupilo.

Una vez este requisito sea cumplido cada padrino recibirá sus herramientas ocupándose de tatuar el cuerpo del joven repartiéndose su cuerpo en una parte para cada uno. Todos iniciaran la labor a la vez, componiendo el tatuaje mágico con auxilio de una única aguja. El proceso puede demorar días, en los cuales la piel del iniciado sera sometida a incesantes piquetes, lo cual provocará fiebres, obteniendo breves descansos entre una sesión y otra hasta que su cuerpo haya sido completamente cubierto. Algunos no logran soportar el doloroso proceso y mueren antes de que las marcas sean completadas.

Sin embargo de vivir hasta que incluso su rostro sea cubierto por las obscuras marcas, se le permitirá utilizar un bálsamo para aliviar el ardor y el dolor, del mismo modo que se le suministraran infusiones curativas, permitiendo un reposo de tres días al cabo de los cuales los tatuajes desaparecen, dejando su piel en apariencia tal cual como antes de ser iniciado. Si bien, cada vez que invoque las fuerzas oscuras los tatuajes reaparecerán y se extenderán por su cuerpo hasta revelar toda su trama. A medida que el hechicero utilice mayor poder.

Aquellos jóvenes que no consigan los 5 padrinos requeridos para el rito, le es negado la posibilidad de recibir el tatuaje, sin embargo podrá intentarlo luego de su siguiente cumpleaños. De no conseguir padrinos para el rito luego de tres intentos el joven se considerara indigno y se le expulsara de la comunidad negandole de este modo la posibilidad de desarrollar sus poderes, condenándolo a una existencia tan mundana y breve como la de un humano.

Los hechiceros caídos en desgracia que deseen iniciarse en las artes obscuras deben también conseguir 5 padrinos que abalen su solicitud, el ritual sin embargo puede realizarse durante cualquier luna llena y no precisamente la posterior a su cumpleaños.


Hechiceros senda de la Tierra y las Estrellas:

- Levitar objetos
- Transmutar materia
- Materializar objetos
- Oír a los elementos
- Controlar un elemento
- Comunicarse con su familiar


Hechicero senda Oscura:

- Levitar objetos
- Transmutar materia
- Materializar objetos
- Someter a los elementos a través de su tatuaje mágico, usando su fuerza para generar una energía obscura cargada de fuerza negativa. La utilización de magia oscura produce dolor a quien la utiliza.
- Esclavizar un animal para utilizarlo como familiar


Ambas sendas poseen libros que en un principio tienen hechizos básicos aprobados por los grandes hechiceros de su linaje, por aquellos que los han aceptado entre los suyos. A partir de ese momento cada nuevo hechizo, poción o pequeña modificación tan sólo será vista por el hechicero a quien le pertenezca el libro. A ojos de cualquier humano el libro carece de escrito alguno, si bien para el resto de criaturas podrán sentir la magia bullir de entre sus tapas que permanecerán siempre cerradas.

Los libros han estado con ellos desde su nacimiento, los cuales deben ser entregados antes del ritual. Estos pueden ser una prueba sobre sus estudios y su poder. Después de haber completado el ritual y haber sido aceptados se devuelven a los pupilos, los cuales pertenecen ya a su círculo de poder.

Los libros de la senda que camina hacia la vida siempre huelen a flores, poseen tapas de colores vivos y usualmente se vuelven del color del elemento que dominan. Los libros de la senda oscura están hechos con piel de animal y poseen colores ocres e incluso pueden llegar a ser completamente negros.



Los hechiceros pese a su poder no dejan de ser seres débiles en resistencia y regeneración. Las heridas excesivas, las enfermedades que no hayan sido disipadas de sus genes, aquellas que sigan afectándoles a ellos como al resto de criaturas, pueden llegar a matarlos. Cualquier arma puede herirlos, sin embargo al tener ciertas cualidades tienen la capacidad de recuperarse antes que otro tipo de ser sin magia.



Canon Hechiceros
avatar
Admin
Admin
Admin

Mensajes : 195
Fecha de inscripción : 22/05/2012

Ver perfil de usuario http://beyondhellrpg.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.