Hime-san, Amidas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hime-san, Amidas.

Mensaje por Amidas el Sáb Jun 30, 2012 6:07 am



DATOS BÁSICOS


Nombre: Amidas Kansei

Seudónimo: Hime.

Procedencia:La Tierra, en Japón.

Edad:real 220 y aparenta 23 años.

Grupo: Metamorfo.

OrientaciónSexual: Homosexual.

Empleo: Cantante.
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Amidas es alguien que no pasa desapercibido. Es risueño y encantador, poseedor de una sonrisa amplia y adorable que llama mucho la atención. De modos educados y femeninos, utilizando en un principio la manera cortés de hablar a la manera femenina que junto a su apariencia pasa totalmente como una señorita o como dicen muchos, una princesa; pero ya al tener confianza su voz vuelve a la normalidad.

Aunque no siempre el joven fue así. En su niñez, cuando quedo solo en el mundo y lo perdió todo tuvo que trabajar en cosas que un niño no debía. Haciendo que fuera alguien tímido, sumiso y teniendo que aprender a temprana edad a coquetear cosa que no le resultaba del todo, era como una rosa marchita pero con el correr del tiempo supo que no sacaba nada siendo así, por eso comenzó a ver todo de otra manera. Resurgiendo como un ave fénix de sus cenizas. Pero eso es algo que en verdad no cuenta a la ligera, tienes que ser muy cercano y ganarte su confianza para lograr saber partes de su vida. Así que no te sorprendas que a veces salga un lado seductor y coqueto de su persona, eso es algo que no ha podido dejar en el olvido.

Ahora su vida se rige bajo la música, ama cantar y bailar y es lo que hace para vivir. Lo hace en un club nocturno muy respetado y no deja que nadie se le acerque con doble intención. Ya que puede parecer toda una señorita indefensa pero es todo lo contrario, nunca dejen engañarse por su apariencia porque tiene una fuerza muy distinta por su lado cambiaformas, la cual hay que decir que cuando va de gatito gusta ser mimado.
DESCRIPCIÓN Fisica
Poseedor de una fisonomía bastante fina; lo que hace que tanto su cintura, caderas y piernas sean dignas de poder competir contra el de alguna mujer. Desde pequeño sus facciones fueron bastante femeninas, las cuales se acrecentaron luego de comenzar a cuidar un poco más su aspecto. Apenas con un peso de cuarenta kilos y una altura que llega al metro cincuenta y ocho –que arregla con zapatos de tacón- posee una figura pareja, bastante proporcional a pesar de su delgadez.

De piel pálida, pero no rayando a lo enfermizo, y suave como si fuera de porcelana, su rostro no aparenta una edad superior a los 23 años. Tiene cejas delgadas, nariz perfilada, labios bien definidos y algo carnosos, ojos grandes y expresivos de un color oscuro pero que muchas veces lleva con lentillas de color claro. Pestañas largas y risadas, tiene el cabello por ahora corto aunque la mayoría de las veces lo lleva largo; tiende a cambiar de look cada cierto tiempo por eso hasta el color varia. La mayoría del tiempo va siempre pulcramente ataviado como una princesa de la aristocracia.

Como animal, es un gato blanco y pequeño de grandes y curiosos ojos celestes, de apariencia indefensa como lo es cuando humano, aunque también tiene otra transformación que es de un tigre albino. Ahí radica su fortaleza, pero esa no la utiliza mucho, le es más fácil ir como un gatito por ahí ya que la otra es más temida por las personas y eso no es lo suyo.

DATOS FAMILIARES
HISTORIA

Nacido bajo el nombre de Amidas huérfano de madre ya que esta murió al darle a luz, fue criado por su padre o más bien los años que duro haciéndolo ya que cuando el pequeño cumplió 5 años falleció, teniendo este que valerse por si mismo.

Días y noches en la calle, vagando sin saber que hacer pasando frío y hambre hasta que un día un hombre le ofreció ayuda. Pequeño y confiado de todo el mundo Amidas acepto, todo parecía ir normal por unos días pero todo eso era para aparentar, ese hombre quería ganarse la confianza del menor para llevarlo consigo a otro lugar. Un lugar de baja calaña en donde la inocencia del pequeño fue arrebatada a temprana edad.

Salomé era el nombre que adquirió en ese lugar, muchos lo buscaban por lo interesante que resultaba tener relaciones con un pequeño que ante cualquier curiosidad unas orejitas de gatito aparecían revelando la raza que era, aunque claro, con los años eso dejo de pasar pero lo encontraban tan hermoso que no dejaban de disfrutar de su cuerpo. Pero no todo fue tan malo para el japonés, había un hombre que contrataba sus servicios pero que no lo tocaba. Solo conversaba con él, a veces lo sacaba invitándolo a comer, dar paseos o a veces se quedaba disfrutando de la voz del menor, de aquel suave canto con esas tonalidades un tanto femeninas que poseía a veces. Le gustaba así que se esforzaba para que Amidas por lo menos tuviera unos momentos de felicidad, fue el único que vio su transformación completa a gato dejándose mimar por ese hombre.

Las horas con aquel ser para el menor era lo único que no hacia que se derrumbara, incluso gracias a él comenzó a ver todo diferente, no dejándose vencer volviendo a sonreír como lo hacia cuando estaba con su padre. Antes de entrar a esa tortura que cuando cumplió 19 años se acabo, ese hombre moviendo algunas influencias lo saco para siempre otorgándole la libertad, su amada libertad llevándolo a su casa. Ahí le dio de todo, le busco también un trabajo para que juntara dinero para el momento en que quisiera ir de su lado y vivir su propia vida en donde quisiera.

Y así paso, tenía 24 años cuando lo hizo. Claro, no se fue sin agradecerle a ese hombre por todo mientras que este le regalo un relicario. No era uno normal, era distinto el cual serviría bastante a cualquier situación que se le presentara. Porque Amidas no sabía de las cosas que pasaban fueran de ese burdel, solo un poco en esos años afuera pero no sabía la verdadera realidad.

Así pasaron los años, el cambia formas viajaba de aquí para allá probando una nueva cosa, cantar, que era lo que más le gustaba. No tenía un estudio en ello pero su voz era perfecta, en cada lugar que llegaba iba a conseguir trabajo sobre eso. Su vida después de aquel pasado ha sido buena, no hay nadie que le restrinja las cosas o que se lo prohíba. Parecía que jamás hubiera vivido cosas terribles con aquella personalidad tan encantadora.

"La flor más hermosa, es la que crece en la adversidad"


FAMILIARES

Padre. Tatsuya Kansei ¿Qué era? Nunca lo supo, fue muerto antes de que le dijera algo a su pequeño hijo. Un hombre amable y tierno que no le duro tanto.

Madre. Nunca supo el nombre, su padre jamás se lo dijo o comento algo de ella. Solo una solitaria foto que fue como supo como era de manera física.

Leciel, el hombre que le ayudo. No es el verdadero nombre, lo sabe, pero eso no le importo. Era un humano -o eso es lo que le dijo- vivió a su lado por unos años y cuido de él como si fuera un hermano mayor.

OTROS DATOS
FOBIAS
Después de tantos años aún teme volver a caer un lugar como aquel burdel.

Quedarse mucho tiempo encerrado con una persona, más aún si esta no le causa buena espina, se pone un poquito nervioso comenzando a jugar con sus dedos.

HABILIDADES

Transformación. Existen dos pasos para la transformación:

El primer paso es cuando la curiosidad se acrecienta en estos seres, así como perciben el peligro, su parte humana persiste con breves cambios en su anatomía. Los ojos pueden asemejarse a los del animal que representan, así como la cola si este animal la posee o breves escamas.

El segundo paso ocurre cuando de forma consciente, o por instinto, cambia por completo su cuerpo mutando a un animal.

Pueden transformarse en dos animales distintos, sin embargo estos animales son de la misma especie. Es decir, un metamorfo que logre transformarse en gato se transformará en tigre, pantera o algún felino de gran tamaño. En el caso de la unión de dos clases de metamorfos, es decir felino y cánido, será los genes del padre los que predominen.

Fuerza, rapidez y resistencia irán de la mano dependiendo de la raza animal a la cual pertenezcan. Los grandes mamíferos, sean acuáticos o terrestres, así como ciertas aves serán mucho más resistentes que algunos lagartos o reptiles.

Veneno. Aquellos que posean una raza de animal venenosa, como algunos tipos de serpiente o anfibios, serán venenosos en su estado animal y podrán usar este como defensa ante humanos comunes y hechiceros.

Capacidades como el vuelo o respirar bajo el agua dependerán también de la raza que sean.


DON ESPECIAL

Garras paralizantes:

Cuando esta en su estado más grande, sus garras poseen una especie de veneno que al entrar en contacto con un enemigo puede paralizar por completo su cuerpo. Lo cual resulta bastante útil en los momentos de desventaja.

ARMAS

El relicario que le dio Leciel esta alterado, pudiéndose transformar en una navaja cuando Amidas lo disponga.

Lleva consigo debajo de sus vestidos atado a una de sus piernas un látigo. No es grande, es algo pequeño pero es resistente, incluso es mejor que uno normal.

GUSTOS Y DISGUSTOS


Gustos:

La naturaleza en su totalidad.
La música, componer y escribir.
Las rosas y las sakuras, tocar el piano y dar paseos nocturnos, claro también salir en su forma gatuna recorriendo las calles con total libertad.
Tomar el té, el pastel de anís; los dulces en general.
Cocinar y dormir


Odio:

La gente hipócrita y mentirosa.
Las malas palabras, que lo insulten y traten mal.
Que lo juzguen por su apariencia .
Los olores muy fuertes y ver como las personas destruyen la naturaleza.


Amidas

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 30/06/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.